miércoles, 12 de marzo de 2014

Amphigorey.

Hoy he comenzado a leer un libro ilustrado por el gran Edward Gorey, en una preciosa edición de mi adorada editorial Valdemar, que mi amiga Carol me regaló hace un tiempo, y cuando leí sobre la vida de Gorey, me sorprendió tanto que me hizo retomar este blog publicando una entrada sobre él para compartirlo con vosotros.
Sólo hay que ver su foto para darse cuenta de que era todo un personaje. Bueno, para quienes no lo conozcaís deciros que fue uno de los autores e ilustradores norteamericanos más personales, originales e interesantes de la segunda parte de siglo XX. Sus ilustraciones macabras para sus cuentos macabros han influido decisivamente en artistas como Tim Burton. De hecho solo hay que leer "La melancolica muerte del chico ostra" para darse cuenta de ello. He elegido una imagen muy caracteristica del trabajo de Gorey para que algunos podaís identificarlo o que al menos os suene haber visto algo de su trabajo.
Algo que me sorprendió de su biografía es que aprende a leer con tres años y medio sin que, aparentemente, nadie le enseñe. A los cinco, ya se había leído "Drácula" y "Alicia en el país de las maravillas" y a los ocho ya se había terminado las obras completas de Victor Hugo. Más tarde llegaría a ilustrar una versión de Drácula él mismo.
Desde jovencito ya era un excéntrico total. Una amiga suya del instituto cuenta que después de que ella fuese operada de apendicitis,recibió muchas visitas de Gorey en las que él se dedicó a hacer con ella muñecas de trapo que luego dejaba en el interior del primer coche aparcado que veía, acompañadas siempre de notas crípticas e intrigantes. Me pregunto que pensaría la gente que encontró esos muñecos de repente en sus coches..jeje.. Después de estudiar en la escuela de arte de Chicago, estudiar filología francesa, trabajar en una libreria y para una editorial diseñando ilustraciones y rótulos, por fin decide trabajar en sus propios libros. Pero cuando presentó la historia de dos amantes insatisfechos que únicamente obtenian placer asesinando niños, el editor lo rechazó diciendo que aquello no tenía nada de gracioso. Décadas más tarde Gorey llegó a decir que no se suponía que tuviese que ser divertido.. Como nadie le comprendía fundó su propia editorial, donde publicaba tiradas cortas de libros completamente diseñados y fabricados por el, pequeñas obras de arte. Y después de mucho trabajar como editor, director artístico, ilustrador,al fin, en los setenta se publica la antología que me ha hecho escribiros esta entrada, "Amphigorey" que tuvo mucho éxito y que hizo que se publicaran dos libros más en años posteriores recopilando sus obras(que animo a que me regaleís..jeje)..
Vivía en una casa rodeado de sus muchos gatos, de sus libros, discos y de los numerosos objetos que coleccionaba. Dicen que no hacía distinción entre tipos de cultura y discutía con la misma pasión sobre un capítulo de los Simpsons como de filosofía. De hecho no se perdía series como Expediente X o Buffy cazavampiros. En las entrevistas prefería hablar de películas que le gustaban antes que de sus propios libros y podía empezar hablando de la etapa británica de Hitchcock para terminar hablando de la última de Jackie Chan. Su casa ahora es un museo pero antes estaba tan salvaje que hasta crecía hiedra dentro de la vivienda.
Os animo a que leáis algo de él o mireís algunas de sus ilustraciones.Eso si..no sabria si deciros que busqueís en la zona de libros infantiles o entre libros de arte o de literatura gótica o en comics..jeje.. Os dejo con una muestra de su abecedario macabro y otras ilustraciones de alguno de sus cuentos.

3 comentarios:

  1. Muy interesante

    La primera imagen me recuerda a nuestro viejo amigo Slenderman

    http://1.bp.blogspot.com/-208dgckJ4Wg/UbkB5y3RX4I/AAAAAAAACDo/Q0jl9GMiMZ4/s1600/slen.jpg

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la entrada!! contigo siempre aprendo algo nuevo... no se porque tardas tanto en enseñarnos estos pequeños tesoros en tu blog.

    ResponderEliminar